Como consecuencia del incremento en la tarifa internacional del crudo y del reacomodamiento de valores de los biocombustibles. El último fin de semana las empresas YPF y Shell, que representan el 75 por ciento del mercado local de combustible se vieron en la necesidad de aumentar un 6 por ciento los valores de las naftas y el gasoil.

En el interior del país el valor de la nafta premium superó la barrera de los 29 pesos. De acuerdo a lo informado por YPF, los nuevos precios que comenzaron a operarse en las estaciones de servicios son: la nafta súper 22,66 pesos; nafta premium o infinia 26,15 pesos; diesel 19,99 pesos  y diesel premium 23,18 pesos.

En este sentido, Carlos Gold, presidente de la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina, en diálogo con radio La Red dijo que “Argentina tiene el segundo combustible más caro de Latinoamérica, detrás de Uruguay”. Y añadió que “desde que se liberó el precio, el crudo no ha dejado de subir y es justamente ese el fundamento por el cual el combustible aumentó, a pesar de la baja que se registró en noviembre.

Por otra parte, el funcionario comentó que “siempre hay una restricción del consumo posterior al aumento; de acuerdo a la magnitud se refleja en la venta”. Y agregó que “el lugar más caro en la Argentina en relación al combustible es el NEA, donde la nafta premium oscila los 29 pesos”.

Es así que, el litro de nafta súper aumentó un 32, 6 por ciento en el año. El de premium un 35 por ciento. El gasoil un 28 por ciento  y diesel de más calidad 29,8 por ciento. Estos datos disparan de comparar los precios de los combustibles y de YPF en Capital Federal vigentes el 1 de enero de este año y los que se aplican desde el pasado sábado.

Albizia Theme designed by itx